Los ecosistemas en la actualidad están presentando cada vez más amenazas, tan fuertes, que el aumento de la cifra de pérdidas en la biodiversidad, especialmente en la fauna silvestre, es cada vez mayor. Parte de esta problemática se le atribuye a las personas.

¿Qué estamos haciendo mal?

No cuidar los recursos naturales de la Tierra es la principal razón y de esta se desprenden otros actos de los cuales el ser humano es el único responsable, por ejemplo, cuando destruye el hábitat de los animales, pues por estructura ecológica ellos deben estar allí para formar parte de la preservación de la vida.

A un ritmo insostenible aumenta la tala de árboles y siendo poco, todos quieren construir su casa de descanso en lo profundo del bosque, causando que se sequen más ríos y a su vez se pierda el nicho de los animales, haciendo que cada año la cifra de especies extinguidas aumente.

Esto nos debe importar a todos.

Cuando se extingue una especie animal, los animales irremplazables son solamente una pequeña parte de la pérdida. Aunque podemos considerar el mundo animal como separado del nuestro, nuestras vidas y las suyas están entrelazadas, conectadas por un millón de vínculos. Las plantas, los animales, las personas y el medio ambiente, constituyen una comunidad biológica —un ecosistema— en el cual cada una de las partes depende de la otra para su supervivencia. Cuando una parte de la comunidad se desequilibra o se elimina, todo el sistema sufre.

¿Cómo podemos ayudar?

Somos los seres humanos los que nos encargamos de poner en peligro la vida silvestre, pero hay también quienes forman parte de su protección, tal como lo está haciendo la Secretaría de Medio Ambiente del Municipio de Envigado con el apoyo de otras organizaciones.

puentes-para-animales

Estos puentes verdes son comunes en Europa. Los países en los que tienen gran auge son Alemania, Bélgica, Australia, Francia y hoy marcan tendencia en Colombia gracias al impacto social y su buena acogida, en Conexión viva te contamos por qué.

infografia-puentes-de-animales-en-vía-el-escobero