Poder despertarnos, refrescarnos con agua limpia, preparar el desayuno y compartirlo con los que más queremos, es un motivo para agradecer, sentirnos llenos de vida y comenzar el día con la mejor actitud.

¿Cómo son tus mañanas en familia? Cuéntanos, cómo recibes el día junto a los tuyos y cuáles son esos instantes donde comparten la alegría de contar con nuestro recurso vital: El agua.